Pintura acrílica: Guía para principiantes (cómo empezar y tips)

0 comentarios
La mayoría de artistas comienzan su camino artístico con las pinturas acrílicas, ¿por qué? Porque el acrílico es un material muy dócil, ya que no necesita de disolventes especiales para pintar, además de que no emite olores fuertes, seca rápido, permite corregir fácilmente simplemente agregando una capa y su precio es relativamente más accesible que otros materiales. Si alguna vez has querido pintar con ellos pero tienes dudas o no sabes por dónde empezar, no te preocupes que aquí te diremos todo lo que necesitas saber.
La pintura acrílica viene en diferentes presentaciones y marcas para cada gusto y necesidad. No es indispensable empezar con los más caros pero tampoco recomendamos optar por los más económicos (escolares) pues suelen ser más tediosos de usar y poco cubrientes lo que significa que necesitarás de muchas capas de pintura para obtener el color deseado. La mejor opción es iniciar con acrílicos de calidad académica.
Materiales Básicos para pintar con acrílicos.
Como base vamos a necesitar las pinturas acrílicas (los colores que quieras usar) en tubos o potes (estos últimos disponibles en la marca Miya hacen el proceso más divertido pues puedes pintar directamente desde ellos sin necesidad de estar abriendo tubo por tubo). También necesitaremos pinceles (en variedad de puntas y tamaños) o espátulas esto depende de la textura que quieras darle a tu obra. Además necesitaremos agua, ya que nos va a ayudar a soltar la pintura acrílica y también servirá para limpiar los pinceles, además una paleta de cerámica o plástico nos ayudará a realizar las combinaciones que queramos emplear, y por último necesitamos el lienzo o soporte donde vayamos a plasmar nuestro arte. 
  1. Vierte un poco de los acrílicos que quieres en tu paleta o soporte que tengas para hacer las combinaciones. 
  2. Puedes pintar directamente en el lienzo pero es preferible, si recién estás comenzando, hacer un boceto el cual te sirva como guía en el proceso.
  3. ¡Ahora viene lo divertido! ¡Comencemos a pintar!. Humedecemos ligeramente el pincel y tomamos un poco de pintura para aplicarla directamente al lienzo, recuerda que si quieres que la pintura esté un poco más flexible, puedes diluirla solo con agua, aunque también existen diluyentes los cuales sirven para dar diferentes acabados a la obra. 
  4. Puedes darle las capas que quieras una vez secada la pintura acrílica, haciendo más fácil corregir algunas partes. Puedes usar diferentes pinceles pero ten en cuenta que no debes dejarlos mucho tiempo manchados con pintura, ya que, como es de secado rápido la pintura se puede adherir al pincel, por eso es mejor siempre enjuagar el pincel en agua después de cada uso.
  5. Al finalizar de pintar no es necesario darle una capa final pero sí es recomendable usar algún tipo de barniz o laca para sellar la obra si quieres que se conserve en el tiempo.
  6. Por último, no te olvides de limpiar bien las espátulas, pinceles, paletas, para que así no se sequen y evitar que se estropeen los materiales. 
            Diferentes soportes que se pueden usar para pintar con acrílicos:
            Metal, piedra, lienzo, madera, cartón, cerámica, cristal, gorras, textil, etc.
             
            Tips para pintar con acrílicos.
             
            Ahora que ya sabes cómo utilizar los acrílicos, hemos preparado consejos y trucos que te ayudarán aún más con esta pintura. Adaptarte a esta técnica no te llevará mucho tiempo ya que es muy sencilla y amigable para principiantes.
             
            1. Es recomendable usar un soporte para mezclas que no sea poroso ya que será mucho más sencillo de limpiar y que no quede resto de pintura.
            2. Los pinceles sintéticos son perfectos para la pintura acrílica pero también puedes usar otros para conseguir diferentes texturas y acabados. Por ejemplo los que se suelen utilizar para óleo, de cerdas, son muy útiles con acrílicos densos. Estos, nos permiten dejar una pincelada basta en la que se aprecie la marca del propio pincel.
            3. También procura tener la mayor cantidad de colores en especial el blanco ya que es uno de los tonos más utilizados y te ayudará a crear diversas tonalidades sin problemas.
            4. Entre los pinceles procura tener una brocha, la cual facilitará la creación de fondos, y un pincel fino y pequeño el cual te ayudará a hacer detalles en el cuadro.
             
            Esperamos que este blog te ayude a dar el primer paso con esta técnica tan bonita. Cuéntanos qué técnicas o consejos ya sabías, y cuáles recién conoces, nos encantaría enterarnos.
             

            Dejar un comentario

            Todos los comentarios del blog se verifican antes de su publicación.
            You have successfully subscribed!
            This email has been registered