¿Qué debo saber al elegir un papel para acuarela?

0 comentarios

¿Qué papel es mejor para pintar con acuarelas?, ¿Cuál es la diferencia entre la variedad de opciones que existen?, ¿Estaré utilizando el correcto? Estas son dudas muy comunes cuando inicias en este mundo, ya que junto a los pinceles y las acuarelas, el papel que vas a utilizar juega un rol bastante importante a la hora de pintar. Por eso hoy te vamos a contar todo lo que debes saber al elegir el papel adecuado.

Composición del papel

La composición del papel determina su fuerza, resistencia, comportamiento, longevidad y precio. Los más básicos y económicos están hechos con 100% celulosa (pasta de madera). También existen los mezclados con porcentajes de celulosa y algodón. Un buen papel de acuarela debe tener al menos un 50% de algodón. Los de mayor calidad están elaborados con 100% de algodón; siendo estos más resistentes, tienen mejor elasticidad y una mayor absorción. También es importante que el papel sea libre de ácido, lo cual asegura que no pierda el color ni cambie de tonalidad (amarillente) con el tiempo.

Principales Características

Tipo de grano (textura)

  • Satinado:  Ofrece una superficie muy lisa, se adapta perfectamente a los trazos finos y es perfecto para elaborar detalles. Muy recomendado si se desea escanear una pintura ya que su poco relieve permitirá escanear cada detalle.
  • Fino: La superficie es ligeramente más rugosa que el grano satinado, pero menos al del grano grueso. Esto lo hace más fácil de utilizar, siendo el preferido por la mayoría de artistas y recomendado para principiantes.
  • Grueso: De textura más marcada (rugosa), tiende a atenuar los detalles. Es ideal para los efectos de colores o relieves.

Gramaje

  • Menos de 300 gr.: Los papeles con este gramaje, por lo general, son más económicos, no resisten mucha cantidad de agua y tienen el defecto de ondularse con mayor facilidad.
  • 300 gr.: Este es el gramaje más utilizado e ideal para la mayoría de técnicas. Ni demasiado fino ni demasiado grueso.
  • Más de 300 gr.: Este es más pesado y grueso, el papel conserva más la humedad. La pintura se seca más despacio: espera a sentirte más confiado con las técnicas húmedas antes de utilizarlo.

Si vas a utilizar hojas de 300 gr. o de menor gramaje y aun así vas a aplicar una gran cantidad de agua, es necesario estirar o tensar el papel antes de trabajar, este proceso se realiza con la finalidad de minimizar las arrugas. Muchas personas utilizan un soporte.

Tipos de papeles

Artesanales: Estos presentan mayor calidad pero son sumamente delicados. Son elaborados a mano, página a página, y se suelen vender sueltos. Para su elaboración se utiliza únicamente algodón. Esta pulpa se deposita sobre bandejas y se deja secar. El resultado, una lámina de papel. Esta disposición de fibras al azar, te ofrece una mayor resistencia a la ondulación y al rasgado.

Block para acuarelas: Una de las opciones más cómodas y recomendables. Permite tensar el papel y ofrecen una base que hace de soporte. Ideales para clases, viajes o escapadas ya que son fáciles de transportar. Además, se venden en multitud de tamaños y grosores. En el caso de los Blocks, cuentan con 2 tipos de presentación:

Anillados: Estos blocks permiten voltear las hojas con mayor facilidad. Logras tener todos tus trabajos en un solo block. Fácil de transportar.

Encolados: Estos ofrecen tensión y evitan que los papeles se ondulen (especialmente los que vienen encolados por los 4 lados). Cabe recalcar que este tipo de presentación suele tener un costo más elevado ya que ahorra el trabajo de estar tensando el papel de forma manual.

Algunas marcas de papeles para acuarela

Consejos para elegir el papel adecuado
  • Prueba variedad de papeles. Puedes comprar blocks de diferentes marcas e investigar qué tipo es el que mejor se adapta a tu técnica. Ten en cuenta que papeles de características similares (gramaje, tipo de prensado, grano), tienen un grado de absorción, textura, comportamiento frente al agua y pigmento que varía entre marcas, lo cual hace a cada papel único.
  • Compara unos papeles con otros. Corta rectángulos pequeños. Después aplica la misma técnica en todos. Así puedes comprobar de manera práctica qué sensación te transmite cada papel y cómo quedan las pinceladas una vez secas.

Ahora que ya sabes un poco más sobre el papel para acuarelas, ya puedes escoger o buscar diferentes alternativas que se acomoden a tus necesidades y gustos.





Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se verifican antes de su publicación.
You have successfully subscribed!
This email has been registered